Cepes-A, partidaria de un pacto por el empleo que contemple un cambio de modelo productivo

La Confederación de Entidades para la Economía Social en Andalucía (Cepes-A) se ha mostrado este jueves partidaria de alcanzar un pacto por el empleo que contemple un cambio de modelo productivo sostenible y con futuro, así como una transición socialmente justa para alcanzarlo.

Así ha señalado en una nota que este acuerdo debe crear un nuevo sistema productivo que sea capaz de potenciar los nuevos sectores productivos y renovar los tradicionales como fórmula para abrirse a las nuevas actividades generadoras de empleos estables y de calidad.

Un modelo donde, según ha concretado, la sostenibilidad, la innovación, las nuevas tecnologías, la eficiencia energética, el conocimiento, el valor añadido, la internacionalización, así como la creatividad y la formación permitan encontrar un hueco dentro de la economía mundial del conocimiento y consecuentemente generar empleo estable y de calidad.

Por otra parte y mientras se construye, Cepes-A ha considerado necesario incrementar unas políticas sociales dirigidas hacia los más desfavorecidos y que sirvan para paliar las situaciones penosas originadas por la carencia de trabajo.

Cepes-A ha considerado “buenos” los datos cuantitativos que “se explican en gran medida por la campaña estival”. “Otra cosa es la calidad del empleo creado”, ha advertido.

Así, ha detallado que mientras los asalariados con contrato indefinido descienden en cerca de 20.000 personas, los contratados temporalmente aumentan en más de 200.000. A estos datos negativos, en cuanto a calidad en el empleo, Cepes-A también añade otros que ensombrecen la mejoría general experimentada por el mercado laboral, tal es el caso del descenso experimentado en cerca de 5.000 trabajadores por cuenta propia o el sesgo diferencial por sexos en cuanto a las personas que encontraron empleo, donde los hombres casi triplican a las mujeres.

En el caso de Andalucía, la clara mejoría experimentada a nivel del estado en las dos magnitudes más significativas del mercado laboral, bajada del desempleo y aumento en la ocupación, “no tiene reflejo alguno hasta el extremo de situar a Andalucía, con 54.000 ocupados menos y algo más de 21.000 nuevos desempleados, como el único territorio (salvando a las dos ciudades autónomas) con una tasa de paro por encima del 30 por ciento, y a algo más de diez puntos por encima de la media nacional por desempleo”.

No obstante, Cepes-A ha indicado que esos mismos datos regionales vistos con una perspectiva anual presentan signos positivos, ya que el desempleo descendió en algo más de 130.000 personas y el número de ocupados aumento incluso por encima de la anterior cifra.

Territorialmente, la EPA refleja que en torno a 1,3 millones de andaluces siguen sin poder trabajar. Cifra esta que pone de manifiesto “el drama familiar y personal de miles de personas que queriendo trabajar no lo pueden hacer, a los que se suman aquellas que habiendo encontrado trabajo han accedido a él bajo unas condiciones tan carentes de calidad que los sitúan en los entornos de la pobreza laboral”.

De esta manera, la economía social se muestra partidaria de alcanzar por la vía del consenso entre todos los agentes políticos, económicos y sociales “un gran pacto por el empleo de calidad”.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>