Francisca Pleguezuelos: “Las pymes son la espina dorsal de la economía real europea y son los empleadores”

Cercana, didáctica y directa en sus explicaciones. Así es Francisca Pleguezuelos Aguilar, granadina, profesora y política española con una dilatada trayectoria. En la actualidad, ejerce como delegada de la Junta de Andalucía en Bruselas. Ha sido la encargada de explicar el marco de financiación europea 2020, la programación y prioridades para el sector de la Economía Social en el seminario sobre financiación europea organizado por FEANSAL en Almería. Nos concede amablemente esta entrevista para la revista Sociedades Laborales.

REVISTA Sociedad Laboral: En primer lugar, nos gustaría conocer cómo se articula el trabajo que desarrolla la Delegación en Bruselas en relación a las pymes y también, ¿cómo trabajan con entidades como FEANSAL?

Francisca Pleguezuelos: El mandato que tiene la delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas está recogido en el Estatuto de Andalucía como una institución que tiene un carácter representativo del Gobierno pero también de interlocución con los agentes sociales y con las propias instituciones europeas. Desde esa óptica y también en esta nueva etapa, en la que hay un nuevo marco financiero en el que Andalucía deja de ser objetivo convergencia y pasa a ser competitividad, en este momento de transición con este nivel de crisis, con el desempleo que hay, y con la fuga de talentos, de jóvenes que salen del territorio, queríamos ver qué oportunidades se le puede ofrecer a nuestro tejido productivo para utilizar las estructuras europeas y poder acceder a los créditos, a la financiación, directamente a través de nuestro programa operativo o porque compitan con el resto de pymes europeas en proyectos y programas en régimen de competencia.

Eso significa que tenemos que darle cobertura informativa, de ahí el éxito de que hagáis actividades de esta índole, para que las pymes vean la panoplia tan amplia que hay de proyectos, programas e iniciativas en los que pueden participar.

La pyme es el 99% del tejido productivo europeo y el 99,3% del tejido productivo andaluz. Es decir, es la espina dorsal de la economía real europea y son los empleadores. Por tanto, si el objetivo de la Unión Europea es generar empleo tiene que hacerlo a través de quienes lo generan que son las pequeñas y medianas empresas. Andalucía lo tiene claro en su programa operativo pues prioriza el empleo juvenil pero también el apoyo a la pyme. Pero este apoyo no puede ir dirigido al modelo de subvenciones sino reorientar los fondos europeos a la I+D+I hacia la pyme y hacia la generación de empleo dentro de una economía sostenible socialmente y territorialmente, es decir, redistribuir. Pero Europa está reclamando también que los proyectos tengan un valor añadido porque el proyecto europeo tiene que ser muy global y lo que se pretende es que la pyme exporte, que la pyme participe en la investigación, unas veces directamente a través de la modernización de sus infraestructuras o modelo de negocio, pero que también aprenda de otras pymes europeas. Por ejemplo, el programa Europa para emprendimiento de jóvenes está teniendo mucho éxito porque jóvenes emprendedores que tienen ideas o que ya están trabajando en sus empresas, pero que tienen ciertas dificultades, pueden aprender de las prácticas que tienen en otro país este tipo de negocio. La Unión Europea ha decidido que es necesario fomentar el intercambio empresarial que consiste en que se pueda desplazar el empresario y estar con otro empresario de otro país con un modelo de negocio similar para que aprendan lo que están haciendo otros con más éxito, mejorar en el idioma, aprender a exportar y sobre todo, ampliar la visión empresarial. En todo este proceso, la delegación les ayuda. Búsqueda de socios para presentación de proyectos, respuestas a consultas concretas sobre convocatorias de proyectos, interlocución con otras instituciones, con otras empresas, e incluso agenda.

 

Revista Sociedad Laboral: Ha participado como ponente en el seminario Economía Social 2020 organizado por FEANSAL. ¿Podría resumirnos la Estrategia Europea para PYMES de Economía Social? ¿Cuál es el papel de estas empresas dentro de las políticas de la Unión Europea?

 

F.P.: Aquí hay un elemento muy importante. En la Unión Europea dado el papel que tiene la pyme en su economía (ya hemos dicho que es del 99%) y que la economía social tiene, además de generación de empleo como cualquier pyme, valor añadido por el elemento de cooperación, de solidaridad, etc., ya por eso está en la agenda europea. En el 2009 se planteó que eran vitales este tipo de empresas y por eso hay articulados, lo que se llama comunicaciones de la Comisión Europea, al Parlamento para arbitrar los mecanismos de cooperación, de acceso a la financiación, mecanismos facilitadores de eliminación de burocracia, la intermediación con los agentes financieros locales, nacionales o regionales que les ayude en esa liquidez.

Pero lo más importante es que en la agenda europea están como beneficiarias de manera transversal en todos los programas. Hay algunos programas específicos para pymes como es el COSME o en el Horizonte 2020 el Instrumento Pyme, dentro de los Fondos Estructurales la Iniciativa Pyme y luego en general, el acceso que pueden tener a los créditos, a los instrumentos financieros y en todo el programa operativo y fondos estructurales pueden ser beneficiarios en las distintas convocatorias.

 

Pero siempre hay que buscar el valor añadido europeo, orientarse a la generación de empleo y que exista un beneficio añadido para Europa. Que lo que tú hagas pueda ser una buena práctica para el resto de regiones que componen Europa. Si los proyectos son viables y tienen un valor añadido europeo eso es un plus.

 

R.S.L.: ¿Cuáles son los pasos previos que una empresa debe desarrollar antes de iniciar el proceso de acceso a la financiación europea?

 

F.P.: Lo primero es tener información porque ésta es muy amplia y difícil de asimilar porque ha cambiado el modelo. Por tanto hay que ver todo lo que hay pero eso no tiene que servirte de desánimo, sino al contrario, un incentivo para que veas que hay muchos instrumentos. Una vez que los conoces, no te dediques a uno en especial sino que plantéate qué quieres hacer. Piensa en pequeño tu proyecto para luego plantearte una serie de cuestiones. Con quién lo puedo compartir (búsqueda de socios), si es viable y cómo lo puedo financiar. Y ahora analiza si hay instrumentos que se adecuan a tu proyecto. Incluso se pueden combinar. Por ejemplo, Horizonte 2020 ofrece hasta 50.000 euros a las que se están iniciando en la primera fase, y eso se puede combinar en la segunda fase, siempre que no mezcles, con otros instrumentos porque puedes necesitar fondos estructurales, pedir un préstamo, ir a iniciativa PYME y vas combinando, pero justificando en cada sitio lo que has necesitado. Lo que no se puede hacer es que se solapen y que para una misma cosa tengas dinero de dos.

 

R.S.L.: Uno de los problemas que nos transmiten nuestras empresas es las dificultades que encuentran a la hora de acceder a la financiación europea, ¿qué les diría? ¿cómo las animaría?

F.P.: Es muy difícil en los que son en régimen de excelencia pero en los que son de emprendimiento, en los de promoción, en el de los créditos, no tiene que ser difícil. Si no intentas llegar, no vas a tener nada. Si partes del muy difícil no lo vas a conseguir nunca. Lo más difícil es quedarse en el día a día tirando sin más porque lo más probable es que con cualquier crisis desaparezca el negocio. Lo bueno es intentar ver cuál es el mejor modelo para ti y ser creativo dentro de ese pensar en pequeño. Hay que buscar nichos de negocio e innovar en tu propio mercado. Lo que no puedes pensar es yo no puedo porque entonces ya estás muerto. Piensa en tu negocio y cómo convertirlo en una oportunidad para ti y para más gente. Indaga, averigua.

 

R.S.L.: ¿Por qué una empresa laboral debería iniciar el proceso para acudir a los programas de financiación de la Unión Europea? Según su opinión, ¿cuáles son los beneficios para las pymes?

F.P.: Lo primero, la mejora del negocio y lo segundo, que hay que exportar. La pyme por norma general en toda Europa se contenta rápidamente con vender y si vive bien, no diversifica, y a veces las crisis van y vienen en los negocios porque los modelos sociales también cambian.

Sobre todo hay que animar a las pymes porque Europa no es la panacea pero sí tiene una oportunidad para la pyme pero ésta no puede pensar en negativo sino que primero tiene que plantearse que hay capacidad, que hay dinero, siempre menos de lo que se quiere, que hay instrumentos. Por lo tanto, reflexiona si tienes un modelo de negocio que puede salir para adelante en pequeño y empieza a calibrar y busca. Hoy en día los jóvenes se meten en internet para buscar un billete barato pues metete en internet para ver qué se hace en lo que tú estás especializado y busca tu valor añadido dentro de tu sector. Para descargar esta entrevista en la Revista Sociedad Laboral, pulse aquí

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>