Cepes-A demanda un plan específico contra el desempleo y alcanzar los objetivos trazados en la Agenda por el Empleo

La Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (Cepes-A) ha resaltado que la Encuesta de Población Activa (EPA) para el segundo trimestre de 2015 ha arrojado un balance “positivo” en cuanto a la creación de empleo y ocupación, aunque ha demandado un plan específico contra el desempleo y pide que se alcancen los objetivos trazados en la Agenda por el Empleo.

Visto con perspectiva anual y a nivel estatal, resalta “el aumento del número de ocupados, la bajada del desempleo en más de 400.000 personas y el aumento del empleo a tiempo completo, así como el de los empleadores”.

En contraposición a esos datos positivos están, entre otros, los más de 5,1 millones de personas continúan desempleadas. Cepes-A ha precisado que “prácticamente el 50 por ciento de los jóvenes se deben calificar como personas paradas de larga duración”. También ha resaltado el hecho de que el trabajo creado sea en gran medida de una “pésima calidad y estabilidad” al estar caracterizado en su mayor parte por “la precariedad y la temporalidad”.

Andalucía, con cerca de 100.000 desempleados menos, registra el mayor descenso por comunidades. Igualmente y en términos absolutos, también experimenta los mayores incrementos de ocupados en este trimestre. No obstante, territorialmente, volvió a registrar un trimestre más la tasa de paro más alta (30,98 por ciento), y un mercado laboral caracterizado en la creación de empleo, al igual que el estatal, por la precariedad y la temporalidad.

Cepes-A considera que la comunidad andaluza, con una tasa por desempleo diez puntos por encima de la media estatal, producto de unas características muy propias de su mercado laboral y de su sistema productivo, “precisa urgentemente de un plan de choque por el empleo y un cambio a medio plazo en el modelo económico”.

Considera en ese aspecto que la iniciativa trazada en su día por la Administración andaluza para los próximos seis años, que se vino a llamar Agenda por el Empleo 2014-2020 y en la que participaron con sus aportaciones los agentes sociales, entre ellos la economía social andaluza, “puede ser con un buen desarrollo, presupuesto, control y el consenso y corresponsabilidad de todos los interlocutores políticos, económicos y sociales un buen instrumento con el que revertir la situación”.

En este plan, que, a juicio de Cepes-A, “no debería caer en saco roto”, se trazan objetivos tan “ambiciosos y a la par concretos y posiblemente alcanzables” para generar empleo y sentar las bases para un cambio en el modelo productivo, como situar al finalizar el periodo en cuestión, el número de personas ocupadas por encima de los tres millones; reindustrializar Andalucía elevando su peso sobre el PIB hasta el 20 por ciento; lograr que las exportaciones superen el 20 por ciento; potenciar la investigación y la innovación situando el gasto en I+D+i en el dos por ciento; o convertir el peso de un sector tan sostenible como es la economía social en el 20 por ciento en el PIB andaluz.

Ve necesario llevar a cabo este plan “con las modificaciones y aportaciones que puedan mejorarlo” y considera que ello “precisará del liderazgo decidido de la Administración y el concurso y corresponsabilidad dentro de un amplio marco de diálogo social de todos los interlocutores políticos, económicos y sociales”, ha concluido Cepes-A.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>