El liderazgo andaluz en empresas de economía social

Por Ramón Moreno.

La Sociedad Laboral es un modelo empresarial con primacía de las personas y del fin social sobre el capital, con una gestión transparente, democrática y participativa que lleva a priorizar la toma de decisiones en función de las personas. Una empresa gestionada y participada por los trabajadores, que compatibilizan una doble función de socio y trabajador, con lo que las personas integrantes de una sociedad laboral son a la vez empresarios y asalariados.

Con la entrada en vigor de la Ley de Sociedades Laborales y Participadas, se culmina una andadura de tres años de trabajo que permitirá ofrecer a las sociedades laborales un marco jurídico actualizado en consonancia con lo dispuesto en la Ley 5/2011 de Economía Social que ha facilitado que la economía social aporte más de 1.2 de empleos en España, cifra que se elevaría hasta los 2.3 millones de empleos si se cuantifica el empleo indirecto desplegado en un total de 44.500 empresas, con una facturación de 150.000 millones de euros (equivalente al 12% del PIB español). Del conjunto de empresas de economía social existentes, 11.322 son sociedades laborales, un 26 por ciento del total. Un modelo de empresa que Andalucía lidera pues es la comunidad autónoma que cuenta con un mayor número de sociedades laborales, representando a más de 2.800 empresas.

Transcurridos dieciocho años desde esta ley de 1997, la Federación Empresarial Andaluza de Sociedades Laborales (Feansal) ha promovido contar con un nuevo texto normativo para ofrecer a las sociedades laborales un marco jurídico actualizado y acorde con las actuales demandas del mercado.

Asimismo, con este nuevo texto legislativo, España lidera en Europa la participación de los trabajadores en las empresas puesto que es la primera vez que se regula la empresa participada y, en este sentido, somos referencia europea con una fórmula jurídica, como son las sociedades laborales, genuinamente española.

Los modificaciones introducidas en la Ley de Sociedades Laborales y participadas permitirá fortalecer la vertiente empresarial de las sociedades laborales adecuándose a las demandas de los sectores empresariales más dinámicos y emprendedores; agilizara trámites y mejorará la coordinación entre Registros mediante soportes telemáticos y electrónicos que facilitarán la calificación e inscripción de las sociedades laborales.

Se podrán constituir sociedades laborales con dos socios al tiempo que se garantiza que los socios trabajadores de una sociedad laboral seguirán detentando la mayoría del capital social. Del mismo modo, se flexibiliza el marco de contratación de trabajadores no socios y se define el concepto de sociedad participada como aquella en que los socios trabajadores posean al menos el diez por ciento del capital social y de los derechos de voto.

Desde el ámbito de la economía social aspiramos a que la nueva Ley de sociedades laborales junto con el desarrollo de la Ley de Economía Social permitan un eficaz impulso a las sociedades laborales como un instrumento eficaz para el desarrollo de empresas socialmente responsables, facilitando la creación de empleo y riqueza en el marco de un desarrollo económico al servicio de la cohesión social. Desde Feansal entendemos que el nuevo texto impulsará la creación de más sociedades laborales, lo que se traduce en la consolidación de las empresas existentes y la generación de empleo desde el autoempleo colectivo.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>