La Junta y agentes sociales dan el visto bueno al Plan de Construcción Sostenible, dotado con 529 millones

La Junta de Andalucía y los agentes sociales han dado el visto bueno al documento definitivo del Plan Integral de Fomento para el Sector de la Construcción y Rehabilitación Sostenible en Andalucía, que contempla una dotación inicial de 529 millones de euros y que, entre otras medidas, apuesta por una concentración de empresas en el sector de la construcción o por reconocer la experiencia, a través de los certificados profesionales para los mayores de 50 años, entre otras medidas.

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo se ha reunido con los sindicatos CCOO y UGT, la Confederación de Empresarios, organizaciones de economía social, organizaciones de consumidores y organizaciones de autónomos en el seno del comité de dirección de la Mesa para la Construcción Sostenible con vistas a elaborar y cerrar dicho plan integral.

Una vez que ha obtenido el visto bueno de todos los entes que forman el comité de dirección, el documento del plan pasaría al llamado ‘consejillo’ de viceconsejeros para su posterior aprobación en Consejo de Gobierno de la Junta.

En ese sentido, fuentes del comité de dirección han explicado a Europa Press que este acuerdo está a falta de que los cierren los servicios de presupuestos y jurídicos, a falta de dos informes de esos servicios. de esta forma, si se obtienen ambos informes, “iría esta misma semana a ‘consejillo’ para que fuera a Consejo de Gobierno del próximo martes, o, de lo contrario, iría al Consejo la siguiente semana”.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que el plan, con duración entre 2015 y 2020, contempla recursos por valor de 529 millones de euros, una cifra calificada por algunos agentes como “insuficiente”, aunque destacan que “se le pueden sumar cuantías adicionales”.

Las fuentes han indicado que el plan contiene una serie de líneas y luego se concretan actuaciones por cada una de las líneas. Asimismo, valoran que “será el comité director el que en la primera reunión ofrezca las prioridades”, con lo que “se garantiza transparencia y claridad”.

De esta forma, entre esas líneas, el plan, según las fuentes consultadas, “apuesta por el empleo de calidad, apuesta por la rehabilitación, con atención especial a colectivos más vulnerables, y apuesta por la necesidad de apostar por una concentración empresarial, puesto que el sector de la construcción está muy atomizado”.

Asimismo, entre las medidas concretas que se pondrán en marcha se encuentran “la rehabilitación de barrios obreros y clases populares que se construyeron en los años 50 y 60, donde los materiales fueron de baja calidad y ahora se encuentran deteriorados; la apuesta por la rehabilitación de edificios públicos; por priorizar a colectivos en peores condiciones a la hora de acceder a esas ayudas a rehabilitación”.

El plan además apostará por “cualificar y reconvertir a personas de más de 50 años que están desempleados, sobre lo que hará una apuesta decidida y sobre los que es necesario acometer urgentemente convocatorias y acciones de formación para recualificar y reconocer la experiencia, mediante las certificaciones profesionales”.

Asimismo, el plan analizará “qué sectores constituyen los nuevos yacimientos de empleo, dentro de la construcción, y recualificar hacia ellos a la gente, de todas las edades”.

Valoración de CCOO

Fuentes de CCOO han valorado dicho plan, donde “todas las partes han valorado en la misma línea, pues se han incorporado las aportaciones de todos los agentes que han participado en el proceso”.

Fuentes de este sindicato han explicado a Europa Press que “se han recogido en el último borrador las sugerencias efectuadas por el sindicato”, esto es, “el empleo de calidad y la atención a los colectivos más vulnerables, que ambas cuestiones estén presentes en el eje central del plan”.

“Queríamos que no fuera sólo sostenibilidad energética ni medioambiental, sino también sostenibilidad social en todas las decisiones del mismo; queríamos que se apostara por la gente que más lo necesita y por crear empleo”.

En ese punto, valora que “se condicionen los recursos públicos a esa sostenibilidad social, es decir, si se establece una línea de incentivos, las empresas para acceder a esa línea debe tener como condicionante el empleo de calidad”.

Asimismo, CCOO también valora el hecho de que “el proceso de elaboración del plan empezó con altibajos y al final el documento ha quedado bastante completo, ha sabido recoger las sugerencias”.

Valoración de UGT-A

Por su parte, fuentes de UGT-A, quienes han recordado que este plan se inscribe dentro de la Agenda por el Empleo y se articula para “reactivar el sector de la construcción y vehiculizarlo hacia la rehabilitación de viviendas”, ha valorado que “a pesar de que éramos escépticos, se ha logrado elaborarlo y trabajar en un tiempo record, empleando una metodología de trabajo muy satisfactoria, con una serie de comités sectoriales”.

De esta forma, destacaron a Europa Press que “todos los agentes han hecho posible que se pueda hablar de un texto de consenso, que se ha materializado en un plan específico integral consensuado, con un contenido ambicioso, aunque como todo plan debe desarrollarse”.

“Compartimos el espíritu de este plan y estamos satisfechos”, indicaron fuentes de este sindicato, aunque reconocen que les hubiera gustado “que se fuera con más claridad en cuanto al número de trabajadores directos e indirectos, que se debería cuantificar y hacer los controles pertinentes sobre las subvenciones, para saber si esos fondos se han destinado a creación de empleo; que esos fondos se han destinado además a constituir empresas dirigidas a promover la eficiencia energética”.

Considera que esas subvenciones “deben ser controladas para la creación de empleo, hacer un seguimiento y que revierta en el empleo”.

Asimismo, UGT considera que le hubiera gustado más incidencia en la accesibilidad a las viviendas, de manera que “hubiera sido mejor un eje transversal”, aunque lamentan que ese aspecto “ha quedado un poco aparcado”.

Cree que “el plan podrá mejorarse en su ejecución”, tras lo que ha apuntado que “la dotación económica era una de nuestras batallas” y considera que la cantidad inicial estimada “es muy pequeña, por lo que debería reflejarse en el plan que es una cantidad inicial mínima presupuestada y que podríamos recibir fondos de los programas operativos”.

“Es un texto de consenso pero éstas son las cuestiones que hemos dejado ahí pendientes y en las que debemos seguir insistiendo; esto es, el empleo y creación de empleo de forma sostenida, hacer seguimiento a las subvenciones a empresas para sostenimiento del empleo; y la accesibilidad”.

Esta reunión de este martes se celebra después de que la semana pasada la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo mantuviera contactos con diversos colectivos, tanto de economía social, como Cepes-A, Faecta o Feansal; organizaciones de consumidores, como Facua, UCA-UCE y Al-Andalus; y organizaciones de autónomos, como ATA-A, UPTA-A, Ceat, Caesa, Uatae y OPA-A; además de con la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y con los sindicatos UGT-A y CCOO-A por este asunto.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>